En esta nueva entrega de “Lo que la Verdad esconde” vamos a contar lo que en realidad se encuentra tras un término empleado de manera tan excesiva, que casi se ha convertido en una palabra insignia, un sustantivo que acaba por transformarse en adjetivo de una forma de hacer política confiriendo a quien lo usa una pátina de política moderna, renovadora y democrática.

Porque la verdadera participación ciudadana es mucho más que una postura, que una etiqueta, que una medalla que colgarse para después darle la mayor publicidad posible. La participación ciudadana necesita del respeto, la humildad y la capacidad de escucha de quienes nos gobiernan.

Un único objetivo EN TORRELODONES; seguir trabajando, seguir informando

Participación Ciudadana

Descárgalo