En estos ejes se enmarcan todas nuestras medidas recogidas en el Programa Electoral y además guiarán nuestra actividad durante los próximos cuatro años.

1.- El objetivo permanente será satisfacer las necesidades de las personas de Torrelodones, a quienes representamos, por encima de la rentabilidad económica de las instituciones.

2.- Ser la alternativa al bipartidismo local de PP y VxT.

3.- CONFLUENCIA tiene vocación de gobierno progresista, de cambio efectivo de las prioridades políticas.

– Potenciar los servicios municipales, de calidad y accesibles que aseguren la equidad social. Empleados municipales valorados y formados permanentemente.

– Priorizar las políticas sociales de competencia municipal y la Seguridad.

– Intervenir decididamente en las políticas de vivienda y empleo, como derechos fundamentales de nuestros convecinos.

4.- Recuperar el bienestar perdido.

– Negociar y presionar para mejorar los servicios públicos no municipales. Exigir que se cumplan los compromisos y contratos con las personas de Torrelodones.

– Promocionar nuestra identidad de pueblo singular, contraria a la ciudad dormitorio.

– Potenciar la integración social de los torrelodonenses naturales y los de elección, incluida la vuelta de los “expulsados” del municipio.

5.- Aprovechar las buenas condiciones geográficas, medioambientales y de capital humano para conseguir un Torrelodones excelente.

– Desarrollar el municipio de forma equilibrada social, económica y medioambientalmente.

– Planificar la integración urbanística de los diferentes núcleos y urbanizaciones.

– Configurar el Ayuntamiento como un instrumento eficaz para este cambio.

6.- La Democracia Participativa como método imprescindible y obligado.

– Implantar sistemas objetivos y permanentes de información y formación ciudadana

– Procesos deliberativos y de consulta con carácter vinculante.

– Rendición de cuentas permanente de los cargos públicos. Tolerancia “0” a la corrupción.

7.- Compromiso con las políticas de igualdad de género y respeto a la diversidad sexual y familiar. Sistema de control transversal de las diferentes políticas.