«El mayor castigo para quienes no se interesan por la política, es que serán gobernados por personas que sí se interesan»

(Arnold J. Toynbee)

La situación de la política actual, ya sea a nivel local, nacional o internacional, sufre de un desprestigio tal, que son muchas las personas que prefieren mantenerse al margen e incluso, renegar de ella. Pero, nos guste o no, debemos aceptar que la política forma parte de nuestras vidas, ya que cualquier decisión que se tome nos afecta profundamente. Por este motivo, la actuación al respecto debe ser la defensa de la necesidad de regeneración de la política y tratar de acabar con las prácticas que han llevado al desencanto de la sociedad y por consiguiente, al consentimiento tácito de esas malas prácticas.

#SeguimosTrabajando

 

Pincha la imagen para agrandarla