Confluencia Ciudadana presenta, junto al PSOE, una moción al pleno del mes de mayo sobre laicidad.

El pasado mes de marzo, organizamos de la mano con otros grupos políticos una charla-coloquio con el coordinador de Madrid Laica, Juanjo Picó, bajo el título ¿De qué hablamos cuando hablamos de laicismo?

Nuestra intención como grupo municipal es ir poco a poco normalizando una situación que está muy presente en la sociedad y en el día a día y que, con un profundo respeto a lo ya establecido, debemos ir caminando hacia un compromiso firme con la laicidad del Estado. Porque defendemos que el Estado es quien debe ser laico, no las personas, que somos plurales y debemos ser libres.

Tenemos la firme convicción de que el laicismo sólo enriquece la democracia por defender la libertad de conciencia, que permite creer o no creer y en lo que creer. Por defender la libertad de expresión. Y por defender la universalidad de las políticas públicas, que deben responder a la razón, a la igualdad y a la libertad de conciencia.

El laicismo es una forma de organizar la sociedad.
El laicismo no es ateísmo.
El laicismo no es ser anticlerical.
El laicismo no está en contra de creencias, procesiones o actos religiosos.
El laicismo no quiere terminar con las fiestas tradicionales.

Confluencia Ciudadana cree en la necesaria pedagogía que debe haber detrás de este tipo de iniciativas que arrastran ciertas etiquetas que no siempre responden a la verdad.

Claro que se puede practicar el catolicismo y defender el laicismo.

Claro que se puede ser de derechas y defender el laicismo.

Por todo ello, presentamos y defendemos una moción sobre laicidad en Torrelodones, sabiendo que el desarrollo y tratamiento que se dé a este asunto, responderá a voluntad política de quienes nos gobiernan.

Texto completo de la moción aquí.